cropped-cropped-LOGO-CONFEDERACION-CAMARAS-DE-POROPIEDAD.png

Propietarios de Cataluña agraviados por el tope de precios al alquiler

tope precios alquiler cataluña
Contenidos

La inminente aprobación del tope de los precios del alquiler en Cataluña sitúa a los propietarios en una situación de desigualdad frente a otras comunidades autónomas del Estado, donde no está previsto que se adopte esta medida.

La Confederación de Cámaras de la Propiedad Urbana y Asociaciones de Propietarios de Fincas Urbanas considera que este tipo de medidas no soluciona el problema de la vivienda en España; al contrario, reduce más el mercado del alquiler y desincentiva la reforma y mejora de las viviendas.

Propietarios de Cataluña agraviados por el tope de precios de alquiler

Madrid, febrero de 2024.- La Confederación de Cámaras de la Propiedad Urbana y Asociaciones de Propietarios de Fincas Urbanas denuncia el agravio que sufrirán los propietarios de Cataluña una vez entre en vigor la aplicación del índice de precios de alquiler, ya que «supone estimular un desequilibrio territorial en función del color político que gobierne la comunidad autónoma, incrementando la inseguridad jurídica».

En declaraciones del secretario general de la Confederación, Miguel Ángel Sánchez Fraile, «parece que la aplicación de la limitación de rentas no tiene visos de aplicarse en el resto de comunidades autónomas, circunstancia que genera desigualdades y un notable desequilibrio territorial».
La Confederación considera que la limitación de precios al alquiler es una medida populista que se utiliza con carácter político, «que no soluciona el problema de la vivienda y simplemente favorece a unos pocos, durante un tiempo».

En estos momentos, la Confederación de Cámaras de la Propiedad Urbana está pendiente de una cita con la ministra de vivienda, Isabel Rodríguez, donde esperan tratar este tema con profundidad, ya que «el mensaje en la toma de posesión del cargo de la ministra fue esperanzador y a favor de defender al pequeño propietario».

La nueva ley de la vivienda, aprobada el pasado mayo, recoge la posibilidad de poner tope a la subida de los alquileres y de momento Cataluña es la única región del estado que ha solicitado su adopción. El objetivo es aliviar los problemas de alquiler en zonas donde los desequilibrios entre la oferta y la demanda han tensionado el mercado.

Posición de la Confederación de cámaras de la Propiedad Urbana

La Confederación teme que la historia se repita y que el número de viviendas de alquiler en el mercado se reduzca drásticamente, como ya lo hiciera en el año 2020, en un 15%, con la entrada en vigor de la Ley de Contención de Rentas en los contratos de arrendamiento de vivienda de la Generalitat. En ese momento, muchos propietarios decidieron mantener vacías sus casas, venderlas o destinarlas a otros arrendamientos, como por ejemplo el de temporada.

Además, la normativa puede traer consigo otros problemas. Sánchez Fraile explica que los precios en el alquiler pueden generar un efecto distorsionador en la oferta de viviendas. Así, «en dos viviendas en el mismo inmueble, con características distintas, la de peores características, y peor conservada, puede salir beneficiada en el límite de alquiler, en detrimento de la vivienda mejor conservada. Esto es así porque los criterios que se tienen que utilizar para que esta medida sea justa y equitativa exigen de mucha información de carácter técnico de la que ahora mismo no se dispone».

Hay otros aspectos que también pueden incidir negativamente en el mercado de pisos en alquiler. Por ejemplo, la falta de incentivos para los inversores privados, que compran una vivienda, la arreglan, para alquilarla en buenas condiciones, y para los que el tope a los alquileres puede ser un obstáculo. «Se alargan los plazos de recuperación de la inversión por la vía del alquiler, ya que el importe de la renta vendrá limitado por el índice o por la renta anterior al contrato».

Pequeños y grandes propietarios

En nuestro país existe una atomización de la propiedad de la vivienda, con muchos pequeños propietarios que tienen una o dos viviendas, cuyo alquiler a terceros sirve para complementar su pensión. Para ellos, la limitación de precios supone un freno a la puesta en el mercado de una vivienda, o para llevar a cabo obras de conservación. Las segundas generaciones, que heredan pisos de sus padres, pasarán a venderlos en lugar de arrendarlos con la explicación: «no queremos problemas».

La ley de vivienda establece algunas diferencias entre pequeños y grandes propietarios en cuanto a la limitación del alquiler en las comunidades autónomas que lo apliquen, así como en el procedimiento judicial. Sin embargo, mientras la ley de vivienda considera grandes tenedores a aquellas personas que dispongan en propiedad más de 10 viviendas, la ley ofrece la posibilidad de que las autonomías varíen este número y así Cataluña prevé que se considere gran tenedor a aquella persona física o jurídica que disponga más de 5 viviendas. Es decir, en Cataluña se endurecen las condiciones de los propietarios en relación al tope de los precios del alquiler en Cataluña con respecto a otras regiones del estado, empujando al propietario catalán a vender su patrimonio o trasladar su inversión a otra comunidad autónoma.

Sobre la Confederación

La Confederación de Cámaras de la Propiedad Urbana y Asociaciones de Propietarios de Fincas Urbanas es un organismo sin ánimo de lucro e independiente de los poderes públicos, organizaciones de trabajadores y partidos políticos.

Creada en el año 1996, está integrada por 20 organizaciones que representan a las diferentes comunidades autónomas, y cuenta con aproximadamente 160.000 propietarios asociados a las diferentes cámaras y asociaciones que la integran. Entre sus funciones principales, está la promoción y defensa de la propiedad urbana, y proponer fórmulas e iniciativas al gobierno que beneficien y desarrollen la propiedad urbana.

Últimas entradas

CONTACTO

cropped-cropped-LOGO-CONFEDERACION-CAMARAS-DE-POROPIEDAD.png

Suscríbete a nuestro boletín

Mantente al día con las últimas noticias sobre propiedad inmobiliaria